Visita en la noche de bodas

Una delgada figura vistiendo ropajes de clase alta de la edad media entra al cuarto de una pareja de recién casados, la cual se aloja en un lujoso hotel. Se trata de una criatura de sexo irreconocible que en vida fue un ser humano, pero ahora no es nada más que piel, huesos y una larga melena gris. La pareja se queda petrificada ante la inusual y aterradora visita; el intruso abre la mandíbula y las palabras, roncas como la graba, comienzan a brotar de su boca sin lengua.

 

—Buenas noches, os ruego disculpen mi intromisión, tan solo estaré aquí un par de minutos. Primero que todo, permitid que me presente, aunque tengo muchos nombres, el que me dieron mis padres es Arkanto tercero, en vida fui el hijo del monarca Arkanto segundo. Seguro os preguntareis porque un cadáver se presenta en vuestra habitación durante la luna de miel. Veréis, hace unos cuantos siglos, mi padre, fiel cristiano, me sorprendió practicando mis rituales demoníacos. Aquello lo puso muy triste, y verle llorar me partió el corazón, literalmente, pues con lagrimas en sus ojos, ordenó que me ejecutasen. Afortunadamente mi señor, quien apreciaba mi trabajo desde las sombras, me ofreció una escapatoria a las llamas del infierno con una condición: ser su siervo en la muerte como lo fui en vida. Con mi frío corazón lleno de dicha, acepte su oferta. Me sentí como un niño en navidad recibiendo la visita de su padre, el soldado, que vuelve de la guerra para las fiestas ¡Oh, la alegría aún me llena cuando recuerdo aquel momento! ... Ahora seguramente os estaréis preguntando ¿Qué tiene que ver todo esto con nosotros, señor Arkanto? Pues ahora viene lo bueno. Una de mis tareas, y la más importante, es que cada cien años, debo escoger una pareja para que traiga al mundo al hijo de mi señor ¡Adivinen quienes son los afortunados esta vez! Sé que puede sonar mal en un principio, un bebe al que cambiar los pañales todas las noches, aguantar los gritos y pataletas, ser los padres del anticristo el cual lentamente se alimentara de vuestras almas. Pero no os preocupéis, cuando termine de marcarles con la semilla de mi señor no recordareis nada.

Comentarios: 3
  • #3

    Erick Salazar (lunes, 18 junio 2018)

    Tienes demasiado potencial. Tenía que decirlo.
    Saludos desde Cancún, Quintana Roo, México.

  • #2

    Eliseo Levicán Vargas, (domingo, 10 junio 2018 15:26)

    Soy corresponsal de prensa de Radio Maipú y de Radio Futuro de Suecia 88.4 FM y además crítico de Literatura y de comics chileno.
    email :elevican@yahoo.com
    Nos conocimos cuando tu vendías tus libros en la vereda de la plaza del Mulato Gil en Santiago.
    Espero que te vaya muy bien en tu negocio.
    El viernes pasado fui a un lanzamiento de un libro de poesía de un joven de Valparaìso en la sede de la Sociedad de Escritores de Chile, SECH, ubicada en Plaza Baquedano.
    Tengo un blog sobre cine,teatro,cine y otras artes visuales y que puedes visitar:
    http://vitrinaaudiovisual.blogspot.com/
    Me despido atte : Eliseo Levican Vargas

  • #1

    7franvam@gmail.com (martes, 15 mayo 2018 17:20)

    Excelente publicación: Creatividad, suspenso, emoción. Innovadora forma de llevarnos a
    ser parte por unos instantes, del contexto y el sentir de los personajes.