Un chico hambriento caminaba por la pradera hacia su único árbol, un níspero. La noche estaba nublada, pero las luces del firmamento esquivaban las nubes y salpicaban el pastizal. El chico aceleró su andar, el níspero estaba lejos. Ni ciudades ni carreteras que violasen el silencio, solo un grillo solitario tocando su solitaria melodía. El chico corrió, sintió su respiración volverse agitada y su corazón acelerar, parecía que la distancia entre él y su níspero no disminuía. El chico, famélico, dio media vuelta para comprobar cuanto había recorrido, y allí, a lo lejos, estaba su níspero, siempre distante, siempre inalcanzable.

Comentarios: 3
  • #3

    Erick Salazar (lunes, 18 junio 2018)

    Tienes demasiado potencial. Tenía que decirlo.
    Saludos desde Cancún, Quintana Roo, México.

  • #2

    Eliseo Levicán Vargas, (domingo, 10 junio 2018 15:26)

    Soy corresponsal de prensa de Radio Maipú y de Radio Futuro de Suecia 88.4 FM y además crítico de Literatura y de comics chileno.
    email :elevican@yahoo.com
    Nos conocimos cuando tu vendías tus libros en la vereda de la plaza del Mulato Gil en Santiago.
    Espero que te vaya muy bien en tu negocio.
    El viernes pasado fui a un lanzamiento de un libro de poesía de un joven de Valparaìso en la sede de la Sociedad de Escritores de Chile, SECH, ubicada en Plaza Baquedano.
    Tengo un blog sobre cine,teatro,cine y otras artes visuales y que puedes visitar:
    http://vitrinaaudiovisual.blogspot.com/
    Me despido atte : Eliseo Levican Vargas

  • #1

    7franvam@gmail.com (martes, 15 mayo 2018 17:20)

    Excelente publicación: Creatividad, suspenso, emoción. Innovadora forma de llevarnos a
    ser parte por unos instantes, del contexto y el sentir de los personajes.